Para: Ministro de Educación y Docentes

Una educación que incluya valores del corazón en diseños curriculares

Estimado Ministro de Eduación: Por favor, que en los Diseños Curriculares de Escuelas Públicas se tengan en cuenta Área de planificaciones en propósitos y contenidos de amor al Planeta todo (naturaleza -flora y fauna-, amor y respeto por hermanos humanos, hermanos animales, respeto por la Madre Tierra), permacultura como hilo conductor. El amor a sí mismos, autoestima y autoconfianza. El Trabajo grupal permanente y la inclusión de padres junto con docentes.

¿Por qué es importante?

Esto es importante porque en estos momentos planetarios sociales, los alumnos necesitan trabajar los aspectos señalados, además de tener interés con los contenidos, de las asignaturas.
Pero los contenidos que están en libros o escritos en cuadernos solamente ya no son suficientes. Es necesario retomar las fuentes del amor, el contacto visual al hablarnos, el estímulo del juego, que a la escuela se vaya a aprender desde el juego. Se les dice a los niños - ya incluso cuando ingresan al jardín de infantes - que allí no van para jugar, si no para aprender!
Y muchas veces esto genera que se les anule la gloriosa y valiosa infancia!
Además en los Diseños curriculares ni siquiera aparece la palabra AMOR, ni PAZ, como título siquiera.
Es necesario rescatar los valores inherentes al corazón, que la educación sirva para manifestar la bondad, los valores, la unidad entre los participantes del juego educacional, la confianza entre padres y docentes. Que la educación sirva para que afloren los valores del corazón, incluso de docentes y padres, además de los niños.

Categoría